Páginas vistas en total

domingo, 17 de noviembre de 2013

Carolina Giraldo Castaño, entre las finalistas del concurso RCN 2013

LES COMPARTO LA INFORMACIÓN QUE ME ENVÍA CAROLINA GIRALDO, CON RELACIÓN AL CONCURSO NACIONAL DE CUENTO RCN 2013.

 DESEAMOS  MUCHOS ÉXITOS Y NUESTRO RECONOCIMIENTO, APRECIO Y VALORACIÓN A CAROLINA.

UN ABRAZO, OHARA CORREA

From: caro-1006@hotmail.com
To: profeara@hotmail.es
Subject: FW: Retroalimentación, VII Concurso Nacional de Cuento
Date: Wed, 13 Nov 2013 17:39:34 -0500

Buenas tarde Profe. Éste es el correo que me enviaron desde el concurso de cuento. Muchísimas gracias por su apoyo con esto, por sus correcciones y por estar siempre tan pendiente. Muchas gracias por su acompañamiento éste año.


From: carolineegc@hotmail.com
To: caro-1006@hotmail.com
Subject: FW: Retroalimentación, VII Concurso Nacional de Cuento
Date: Wed, 13 Nov 2013 17:30:41 -0500




Date: Fri, 8 Nov 2013 15:19:19 -0500
To: carolineegc@hotmail.com
From: notificacion@colombiaaprende.edu.co
Subject: Retroalimentación, VII Concurso Nacional de Cuento

7º Concurso Nacional de Cuento RCN - Ministerio de Educación Nacional


Apreciado Concursante CAROLINA GIRALDO CASTAÑO
El Séptimo Concurso Nacional de Cuento RCN - Ministerio de Educación Nacional homenaje a Andrés Caicedo, agradece su participación en la convocatoria realizada durante el primer semestre del año.
Las 28.621 obras participantes pasaron, entre el 29 de julio y el 10 de septiembre, por un proceso de lectura inicial en el cual se seleccionaron los cuentos que pasaron a una segunda fase de evaluación.

Entre el 10 de septiembre y el 12 de octubre, un jurado nacional, conformado por profesionales expertos en literatura y en procesos de escritura, realizó la segunda lectura de estas obras.

Su cuento hizo parte de esta segunda fase de evaluación. A continuación encontrará una valoración cualitativa de cada uno de los aspectos analizados en el cuento. Esperamos que estas apreciaciones contribuyan con el fortalecimiento de su escritura.

  • ¿El cuento impacta favorablemente al lector?
    • El cuento es inquietante, impacta favorablemente y suscita nuevas percepciones.
  • ¿El cuento tiene un encanto especial y demuestra la capacidad creativa del autor?
    • El cuento denota capacidad creativa e imaginativa y posee un estilo propio.
  • ¿El cuento posee una secuencia narrativa coherente?
    • El cuento logra una secuencia narrativa coherente; responde a una lógica consciente y configura una red de sentidos.
  • ¿Los personajes, el espacio y el tiempo favorecen la narración?
    • Los personajes y los elementos espacio-temporales se correlacionan; se incorporan a la historia para articularse con la narración y favorecer el argumento.
  • ¿El manejo que el autor hace del punto de vista narrativo contribuye al desarrollo del cuento?
    • El punto de vista narrativo le permite al lector seguir el hilo del cuento de inicio a fin; los cambios asumidos se hacen de manera consciente.
  • ¿El título despierta interés y aporta a la significación del cuento?
    • El título despierta interés y aporta a la significación del cuento.
  • ¿El cuento, como unidad textual, mantiene relaciones de coherencia y cohesión?
    • El cuento posee recursos de coherencia y cohesión que favorecen la articulación del argumento.
  • La ortografía en el cuento es
    • La ortografía del cuento es excelente.

    Recomendamos que comparta y discuta con un docente o un profesional experto en escritura estas apreciaciones, con el fin de continuar perfeccionando su proceso escritor.
    Felicitaciones por este primer logro. Lo invitamos a seguir usando las herramientas virtuales que se ofrecen en el Portal Educativo Colombia Aprende y el micrositio del Concurso Nacional de Cuento.
    Finalmente, le informamos que para consultar si su cuento se encuentra en la lista de semifinalistas que pasan a la tercera fase de evaluación puede ingresar al siguiente link:

    Saludos,

    7º Concurso Nacional de Cuento RCN - Ministerio de Educación Nacional

    lunes, 11 de noviembre de 2013

    AFICHES CENTENARIO DE LA INSTITUCIÓN ROMÁN GÓMEZ

    FELICITACIONES A LOS ESTUDIANTES DE DÉCIMO Y UNDÉCIMO POR EL EXCELENTE TRABAJO REALIZADO EN PRO DEL CENTENARIO INSTITUCIONAL. 
    CON GRAN RESPONSABILIDAD INVESTIGARON LA HISTORIA DE LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA, DISEÑARON Y PAGARON PARA QUE LES  ELABORARAN  ESTOS AFICHES, LOS CUALES FUERON EXHIBIDOS EN LA CASA DE LA CULTURA DE MARINILLA.

    ¡ES UN GRAN LEGADO PARA LA INSTITUCIÓN!


    MIL GRACIAS.....

    ALGUNAS MUESTRAS














    lunes, 4 de noviembre de 2013

    Cuida la ortografia


     
    Les comparto esta información que me envían al correo. 
    Algunos mensajes no tienen  fuente ni autor especifico.


    Ortografía y educación




















    viernes, 25 de octubre de 2013

    CREACIONES DE ESTUDIANTES10ºC

    ESPACIO PARA FUTUROS ESCRITORES
    Este es un espacio para tod@s

    Dos estudiantes de 10C nos envian algunos escritos.

    A ellas muchas gracias por  motivar a los demás estudiantes a la escritura.

     Se los recomiendo.  


     Luisa Fernanda Giraldo Quintero de 10°C  les comparte el siguiente escrito, creado  por ella.


    El libro.
    Un mágico universo se ve postrado en un papel atado por la tinta de un esfero y encarcelado por las líneas de aquellas  hojas que amarran todo su cuerpo a vivir allí, en un par de páginas para formar su verdadera y propia existencia.
    Es algo inerte, que tiene vida solo si se desplazan sobre el papel seco de aquella pasta dura, permitiendo expresar a los ojos de aquel imaginado que quiere saber más y más.
    Aquellos cuerpos de dicho mundo observan como los movimientos entre las letras seducen la vista de quien desplaza su pupila por su mundo, nos permiten compartir un universo a través de la visión más allá de simples letras.
    Es escrita una pasión que rueda por los poros de quien lee, es narrada una anécdota de quien está viendo aquel suceso, todo está dicho entre palabras susurradas en voz alta.
    Es la vida propia, es la imaginación al cien, es el corazón acelerado porque allí se encuentra la narración de quien lee, a veces pensó que el existía, pero vio que él era un fantasma del olvido y de entrañables pensamientos que transcribió su amada.
    Estaba palpando todo lo que había vivido con sus ojos, y tocaba con su alma aquellos recuerdos que quemaban su corazón.
    Anhelaba volver a tener su guitarra en brazos y tocar las hermosas melodías que salían entre acordes, canciones entonadas que salían con la voz quebrantada de alegría, aquello se leía en  el libro, y el lloraba dejando caer lágrimas agudas que rompían los capítulos. Secó sus ilusiones, suspiró y volvió a leer. Estaba con ella en el verano, disfrutando de las hojas que caían de los árboles, dejándose lastimar del tiempo y del polvo que al instante se hacía presente. Era perfecto y sentía que al recordar volvía a vivir.  Pensaba que había partido de allí.
    Cerró sus ojos y volvió al mismo lugar. Aquella magia devolvió de nuevo la sonrisa a su rostro, descubrió que su amante, su compañera y amiga había hecho la bitácora de él mismo.
    Cerró sus ojos y estaba sentado al lado del libro, lo guardo como un tesoro  y lo selló, hasta que decidiera continuar escribiendo.



    La estudiante Angie Melissa Ramírez Echeverri nos comparte dos escritos de las siguientes páginas:

    El hombre más veloz del mundo.

    Podía escuchar con nitidez el sonido apenas audible que hacia la manecilla del reloj barato colgado en la pared a unos metros de él; clic, clac… como una serie de detonaciones continuas, sin fin, cada vez más lentas, cada vez más pausadas, cada vez más dolorosas. Lo miró con ansiedad, parecía burlarse de él mientras su rodilla y la pluma que sostenía en los dedos de su mano derecha se movían cien veces más rápido que el segundero de aquel reloj. Deseaba tanto verla y el tiempo transcurría lento y cruel haciendo que agonizara cada minuto antes de la hora de salida.
    Caminó alrededor de la oficina [30 minutos para salir]. Revisó por vigésima vez que sus cosas estuvieran prontas y a la mano [29 minutos para salir]. Se detuvo frente a su computadora y se sentó. Abrió y cerró ventanas, carpetas y programas al azar, clic, clac. El sonido del reloj se clavaba como alfileres acerados en su piel [28 minutos para salir]. Volvió a levantarse y se apresuró a llenar una botella de agua para el camino. Miró a través de la ventana. Llovía [27 minutos para salir]. Buscó tanteando su cajetilla de cigarros en el bolsillo de su pantalón. Tomó uno con habilidad. Fumó. Por un momento, con la primer bocanada, el golpeteo continuo de su pie contra el suelo se detuvo. Un momento después se reanudó con más vehemencia [26 minutos para salir]. Le dio la espalda a la ventana. El reloj en la pared lo saludó con ferocidad, clic, clac. Estúpidos horarios. Se sentía abrumado. A kilómetros de distancia ella lo esperaría en la terminal de autobuses de su pueblo. No podía esquivar el deseo incontrolable de verla otra vez. Era un largo viaje, al menos 3 horas de camino [25 minutos para salir]. Miró hacia la ventana. Las gotas de lluvia que golpeaban la ventana deformando la vista al exterior llamaron su atención, clic, clac [24 minutos para salir]. Pensó en el tiempo y en relatividad. Volteó de nuevo hacia el reloj y dejo de escucharlo. Tomó una decisión.
    Agarro con violencia sus cosas y forzó el apagado de la computadora. Aventó la silla de su escritorio para abrirse paso y corrió apresuradamente por los pasillos del edificio para checar su tarjeta de salida. Y a partir de ahí todo fue correr. Corrió por la banqueta. Corrió por la calle. La lluvia no ponía ninguna resistencia ante su paso veloz. Esquivó uno, dos, tres carros. No había semáforo en rojo que lo detuviera. Corrió aún más. Las gotas de lluvia que chocaban contra él se evaporaban al instante. Llegó al metro. Bajó casi tirándose por los escalones. Los torniquetes tampoco pudieron aminorar su poderosa marcha, los saltó con agilidad y corrió todavía más haciendo caso omiso del policía que iba gritando detrás de él intentando atraparlo, como si pudiera alcanzarlo, como si cualquier cosa viva pudiera seguirle el paso. Tenía suerte. Vio el vagón del tren, cada vez más cerca. Era hora pico, las personas se empujaban unas a otras tratando de entrar. No cabía ni un alma pero él tenía que entrar. Aceleró aún más. El zumbido que anuncia el cierre del vagón inundó sus oídos. No iba a llegar. Tenía que llegar. Aceleró el paso. Milésimas de segundo después, la colisión más impresionante que se ha visto desde el big bang. Golpeóse con fuerza monstruosa contra el mar de personas que bloqueaban la entrada del tren. Los cuerpos volaban en todas direcciones, las mujeres gritaban, la sangre salpicaba todo alrededor; el muro impenetrable había sucumbido, no obstante, aún no conseguía entrar. Apoyó los talones contra el suelo del andén y con poder sobrehumano empujo la montaña de carne frente a él quebrando las losas y el concreto mismo bajo sus pies. Ladeó incluso los vagones hasta casi sacarlos los rieles en un último intento desesperado por entrar por completo al vagón. El tono de cierre se apagó y las puertas se cerraron detrás de él. Lo había conseguido. Las personas estaban estupefactas y lo miraban con horror. Se volvió sobre sí mismo y miró a través del cristal mientras el metro comenzaba a avanzar. Entonces, se cruzó con la mirada perpleja del policía que lo perseguía, éste, derrotado, no dejo de observarlo hasta que el tren ingresó en el túnel.
    El metro avanzó veloz. En ninguna estación siguiente entró nadie por sus puertas. Cada vez que éstas se abrían, las personas que esperaban en el andén se topaban con la mirada de él encendida en llamas y retrocedían atemorizados prefiriendo esperar el siguiente tren. Finalmente, llegó a la estación donde tenía que transbordar. Se colocó en posición, en sus marcas; la gente a su alrededor se encogió de terror al ver su determinación. Estaba cerca. Pronto, pronto… solo esperaba el disparo de salida. El metro se detuvo. Un instante de paz, listos; un respiro, el ojo del huracán...Y las puertas se abrieron, lo liberaron, ¡fuera! Nadie pudo ver con claridad cuando salió. La onda de choque lo destruyo todo. Corrió. Corrió más que nunca, tan rápido que el suelo se partió debajo de él. La historia se repitió, muertos, sangre, llanto. Segundos después encontrándose ya en otro metro hacia otra dirección. Esa noche en los noticieros locales hablarían de él. Lo mencionarían como un lamentable fenómeno inexplicable. Explosión de un conducto de gas en el subterráneo sería la teoría más aceptada. Un policía retirado repetiría constantemente muchos años después: - Yo lo vi. Intenté atraparlo. Era humano…
    Cuando el tren se detuvo en su destino, solo se vio un destello de luz. Se sintió una ráfaga de viento. Corrió más rápido que todo. Se escuchó un estruendo cuando rompió la barrera del sonido. Corrió aún más. El deseo de verla ponía en cada uno de sus pasos la energía capaz de destruir el mundo 100 veces. Salió del metro. Los cristales se rompían. Las alarmas de los autos se activaban al unísono. Las personas salían disparadas por el aire ante la fuerza descomunal de su carrera. Llegó a la central de autobuses. Se detuvo. A sus espaldas todo estaba destrozado. Esperó. - Buenas tardes, ¿en qué le puedo ayudar? - dijo una voz. - Un boleto a Tulancingo por favor, cualquier asiento junto a la ventana está bien - contestó - Gracias.
    Ya con boleto en mano, de nuevo un halo de fuego, un destello de luz cegadora, una destrucción sin precedentes.
    Más tarde algunos políticos con corbatas demasiado largas y trajes demasiado grises harían declaraciones.
    - Los incidentes ocurridos en la estación central de autobuses de ninguna manera están relacionados con actos terroristas. La nación continuará por el camino de la paz y la seguridad.
    Una vez a bordo del autobús se sentó y miró por la ventanilla. Le dio curiosidad el humo que salía de la estación, parecía que algo había ocurrido. Luego pensó en ella y se dejó absorber por sus pensamientos. Seguía lloviendo.
    El camión avanzo sin contratiempos más allá del tráfico normal. El conductor aceleraba sin saberlo, serpenteando entre los autos como si su vida dependiera de ello. De alguna manera tenía la extraña y horrible sensación de que si no lo hacía de esa forma su existencia misma corría peligro. Pasaron valles, campos, cerros y muchos pueblos en medio de la nada. Finalmente estaba cerca.
    Faltaban unas cuadras para su destino. Se levantó con desdén. Caminó al frente del autobús y esperó a que se detuviera. Solo pocos metros lo separaban de ella. Aun así tenía que correr, más que en toda su vida. No podía perdonar una millonésima de segundo, no podía hacerla esperar tanto. Lo único que tenía que hacer era llegar a la sala de espera y ella estaría ahí. El camión se estacionó. La puerta se abrió. Contuvo la respiración. Y entonces corrió. Corrió más que cualquier cosa. El espacio y el tiempo se quebraron causando una ruptura en la realidad. El autobús se desintegró detrás de él. Caos, destrucción, incluso el eje mismo de la tierra se desvió ante tal explosión de energía tan maravillosa y descomunal. Cruzó el pasillo, llegó al umbral y entonces la vio; paciente, tranquila, inmensa. Y el tiempo se detuvo. Todo a su alrededor flotaba inerte absorbido en un instante idílico. Y ella lo miró también, con sus hermosos ojos color nuez, y sus miradas se cruzaron y se reconocieron.
    Y por primera vez en todo ese día, él sintió que se aceleraba su corazón.




    Camino cerrado.
    Después de mucho pensar y pensar, emprendí el viaje. Tomé aquel auto viejo del que tanto me quejaba. Al principio no encendió, pero un par de intentos más, y aquel motor sonaba como nuevo. Es verdad que tosía de vez en cuando, pero nunca me había fallado. Me quejaba porque ya no me gustaba, me traía malos recuerdos, ya no estaba acostumbrado a él, regularmente prefería caminar, antes que subirme y bañarme con su olor, con sus recuerdos. Ese viejo auto tenía su nombre y su apellido y, con ellos, un odio irremediable.
    Con poco dinero en la bolsa y sólo un cambio de ropa salí de ahí. Miré en diversas ocasiones la cochera, me pedía que por favor me quedara. Las manos me temblaron al intentar dar la vuelta, pero esta vez, mi voluntad resultaba ser más fuerte que mi devoción, la única que podría hacerme volver. Así que no, no volví.
    Tomé el camino más complicado, pero cuando me di cuenta, ya iba en él, así que seguí. Aquel lugar que tenía en la cabeza, me daba la promesa de la tranquilidad que hace mucho no sentía, así que esa imagen era el único motor para no detenerme.
    Kilómetros más adelante me detuve a cargar gas. Compré un poco de agua y algo de comer. Sencillo y frío, pero barato. Se llenaba el tanque cuando encontré un mapa. El mapa marcaba una desviación exactamente un kilómetro adelante y, como el camino por el que venía no era tan seguro, seguí las indicaciones y tomé la desviación. El camino era un poco mejor y, lo más importante, es que en teoría me llevaría al mismo lugar y por el mismo precio. Seguí adelante y, mientras manejaba, empecé a olvidar todos aquellos detalles que me habían llevado a odiar tanto mi viejo automóvil. Me ilusionaba saber que con él, llegaría más lejos, empezaría de cero.
    El mapa había servido, me había gustado, es más me sentía feliz de haberlo encontrado pues ese camino me agradaba bastante. Me hacía sentir más cómodo, no sé bien por qué, pero más cómodo. Sin embargo la noche me sorprendió. La belleza del paisaje se fue perdiendo poco a poco, hasta terminar en una inmensa y terrible oscuridad. El camino se hacía largo, pero valdría la pena. Vale la pena esperar.
    Manejé por horas y estaba cansado. Los ojos me pesaban, el cuello me dolía, las piernas se me entumían cada vez más seguido, hasta que no pude continuar. Me detuve un segundo, apagué el motor, todo estaba en silencio, no se podía ver más allá de unos diez metros, justo dónde alcanzaban a alumbrar las luces. Me bajé del auto, prendí un cigarro, empecé a reír como loco pues apenas me daba cuenta que no compré cigarros, me quedaban dos y, uno, ya lo estaba fumando, de haberlo notado antes, hubiera preferido comprar mis cigarros, antes que aquella comida sencilla, fría y barata.
    Tomé aire, me estiré un poco, caminé de nuevo hacia la puerta del coche, me metí, lo encendí, tosió una, tosió dos, y ya no volvió a toser; se apagó. Justo cuando empezaba a crear un vínculo con ese maldito coche, se apagó. Apagué las luces pues, lo que menos quería era quedarme sin batería también. Salí del auto, cerré la puerta o tal vez la azoté. Me recargué en él, volteé hacia todos lados y nada, ahora sí estaba parado en medio de la nada. Solo, se había terminado el dinero, me había tomado el agua, el teléfono no tenía señal, no recordaba el último señalamiento, así que no sabía en dónde estaba, o a qué me aproximaba. Saqué una pequeña mochila que estaba en el asiento trasero del auto, esa donde había metido mi cambio de ropa y, me volví a salir.
    Cerré de nuevo el coche, o tal vez volví a azotar la puerta, esa puerta solía terminar azotada. Y, ahora que recuerdo, odiaba tanto ese viejo auto, que no sé por qué decidí confiar en él, azotar sus puertas me hacía sentir mejor. Era mi manera de castigarlo y, a su vez castigarme por haber confiado de nuevo. Cerré con seguro todas las puertas, como si se fueran a robar algo, no había nada adentro que te incitara a robar, incluso el mismo auto hubiera sido deprimente robarlo, pero aun así, lo cerré.
    Tenía pocas opciones, regresar por donde había llegado, o seguir de frente y no saber hasta dónde llegaría el camino. Me quedé parado un segundo, miré hacia todos lados y no había señales de algún otro automóvil, no había señales del algún lugar cercano, no había señales de nada y, no sabía hacia dónde dirigirme.
    Cansado de tanto pensar, había tomado una decisión. Sí, admito que tardé, pero por fin, había tomado una decisión. Metí la mano a la bolsa de mi pantalón, saqué la cajetilla, encendí el último cigarrillo y, simplemente, empecé a caminar.






    martes, 22 de octubre de 2013

    CONCURSO DE ESCRITOS "CON LA PELOTA EN LA CABEZA"

    LES DESEO MUCHOS ÉXITOS A LOS 30  ESTUDIANTES DEL GRADO UNDÉCIMO DE LA IE ROMÁN GÓMEZ QUE PARTICIPAN EN ESTE CONCURSO.

    ADJUNTO LINK PARA CONSULTAR FECHAS DE PREMIACIÓN

    www.conlapelotaenlacabeza.net


    VANGUARDIAS

    LOS ESTUDIANTES DEBEN ELABORAR RESUMEN DE LOS SIGUIENTES VÍDEOS EN SUS CUADERNOS. EN LA PRÓXIMA CLASE  ACLARAREMOS LAS DUDAS Y SE PREPARAN PARA REALIZAR EJERCICIOS DE APLICACIÓN Y EVALUACIÓN        ESCRITA DE LA TEMÁTICA.

    VÍDEOS TOMADOS DE YOU TUBE:  






    miércoles, 9 de octubre de 2013

    RENDIMOS HOMENAJE A MARINILLA EN SUS 200 AÑOS

    LAS SIGUIENTES SON POESÍAS CREADAS POR ESTUDIANTES DE LOS GRADOS 9º Y 11º DE NUESTRA INSTITUCIÓN, QUIENES CON SUS ESCRITOS RINDEN HOMENAJE A LA TIERRA QUE LOS VIO NACER.
    ¡FELICITACIONES MARINILLA POR TUS 200 AÑOS!



    Marinilla, mil historias que contar
    por:
    Laura Botero Gil y María Camila García Tobón

    Tierra de fiestas y festivales
    alegras a todos con tu melodía
    y sigues alegrando mi día
    con tu gente amable y bellos recitales.

    Hermosas iglesias de adornados ventanales
    que alegraron mi alma aún cuando llovía
    y acabando al fin con mi extensa agonía
    expulsando fuera de mi alma todos mis males.

    Tierra de historiadores y aventureros
    con mil historias que contar
    y voces de héroes verdaderos.

    Con sus almas de guerreros
    y con voluntad a pelear
    dejando en alto el honor de su ciudad.


    REALIDAD REFLEJADA EN ARTE
    Por:
     Isabel Cristina Jaramillo Vásquez
    Nataly Posada Castaño
    11ºB

    Y en este lugar se expresa con amor (A)
    Viviendo sueños con pasión (B)
    Poseídos por la actuación (B)
    Dejando a un lado el temor (A)

    En Marinilla sobra luchador (A)
    Dando paso al corazón (B)
    Renovando la ilusión (B)
    De cada ser soñador (A)

    Compartiendo cada fantasía (C)
    De llevar a cada escenario (D)
    Lo que a muchos estremecía (C)

    En el teatro se da pleitesía (C)
    De lo que regalan a diario (D)
    Personas que sus sueños van alcanzando (D)




    VISTA RELIGIOSA.
    Por
    Juan David Robledo Marín
    Johana Valencia Ocampo

    En honor a una muerte
    Construyeron un mirador
    Por un pequeño amador que tristemente estará inerte.

    Hoy día, allí puedes entretenerte
    Volverte un gran observador
    O quien sabe un pensador
    También con amigos verte.

    Tú decides si te vas a entretener
    Si conquistar a una mujer
    De la manera más sencilla

    El resultado de un lamentable hecho
    Se convierte en un inevitable lecho
    Al venir a Marinilla.



    MARINILLA DE FIESTA
    por
    Nancy Milena Tamayo Arango 
    Yurani Vásquez Tamayo
     
    11ºB

    Cada año marinilla se viste de alegría 
    Con el entusiasmo de la gente que allí se topa 
    Bailando y celebrando como si fuera en Europa 
    Una fiesta llena de gran sintonía.

    Mientras niños y viejos bailan con armonía
    Y en los bazares venden hasta la ropa
    Cantando y brindando levanta la copa
    Una gran tradición que se celebra día a día.

    Así todo el pueblo resulta parrandeando 
    Con reinados y cabalgatas participa nuestra gente 
    Personas de otros pueblos llegan participando.

    Hasta el más amargado resulta bailando 
    Esperando que llegue el año entrante 
    Agradeciéndole al alcalde por esta celebración.


    POESÍA A NUESTRA MARINILLA
    POR
    Leidy Duque y Tania Guarin
    11B

    Tras sus montañas relevantes
    se asoma el sol caluroso
    a cobijarnos con su rayo esplendoroso
    el cual llena de alegría a sus habitantes

    Sus fiestas tan emocionantes
    nos hace vivir en un espacio carnavaloso
    al ver la sonrisa de su gente es maravilloso
    y en ocasiones sus vestidos son extravagantes

    no falta en las familias el desayuno con arepitas
    correr para el colegio y llegar a escuchar
    las anécdota de las abuelitas.




    ESPARTA COLOMBIANA
    POR
    DANIELA HURTADO MORALES
    LAURA MARYORI MARTINEZ CASTAÑO


    Marinilla de alma indomable
    cargada de cultura
    pueblo que amamos con dulzura
    y llena de gente amable.

    En tus batallas, has sido inalcanzable
    con espadas llenas de ardura
    sin embargo la bandera lleva la blancura
    de un pueblo perdurable.

    Este pueblo celebra el Bicentenario
    lleno de música, baile y arte
    espíritu que se siente a diario.

    por eso en Marinilla es necesario
    personas para educarte
    con  amor humano.  


    LA HERENCIA DE NUESTROS GRANDES HÉROES
    por
    MARÍA VERÓNICA SOTO ZULUAGA
    TATIANA ZAPATA GÓMEZ
    11° B

    Cuna de grandes hombres                                                A
    Que derraman sangre viva                                                B
    Teniendo la iniciativa                                                          B
    De luchar por sus pareceres.                                             A

    Muchos de estos alférez                                                     A
    Lograron con altiva                                                              B
    Y alegría emotiva                                                                 A
          grandes honores                                                           B

    Se dieron a conocer                                                            C
    Por su gran dedicación                                                       D
    Luchando por la patria que los vio nacer.                          C

    Hoy solo queda agradecer                                                  C
    La herencia y educación                                                       D
    De estos hombres que nos salvaron con amor.                E



    LA HAZAÑA DE LA ESPARTA
    por
    Yenny Ramírez Montoya
    Julieth Pérez Herrera
    11°B

    Camino por las calles de la Esparta colombiana 
    recordando la historia del guerrero que peleaba
    y ellos no sabían como todo terminaba 
    solo buscaban el futuro de un mañana.

    Solamente se escuchaba el sonido de una campana
    y cuando sonaba
    todo el pueblo se asustaba
    con mirar por la ventana

    Y con esto se vería
    mirando la montaña
    como todo cambiaría.

    El guerrero caminaría 
    hacia la gran hazaña
    con gloria y amor de patria.

      
    AMORES VERDES

    POR. Miledys Quintero y Juliana Cardona
    11º B

    Campos verdes, flores blancas
    la Esparta Colombiana, Marinilla
    llena de cultura con su hermosa villa
    donde la alegría invade personas locas.

    Donde viejos amores florecieron en bancas
    alegremente con la campanilla
    celebraba sus besos en la mejilla
    cuando en la torre se encontraban vacas.

    Sin límite los campesinos las fiestas festejaban
    los que ahora viejos, a jóvenes cuentan
    cuando al río iban y lavaban.

    Sin complicaciones, la ciudad adornaban
    y ahora los poemas que mis mayores cantan
    todo recordando a sus amadas.


    Y
            
    LA ESPARTA COLOMBIANA
     Yuliana Andrea Soto Ospina  -
    Deisy Nataly Zapata Galeano
    11°B

    Su gente tan agradable, con principios morales
    Varios héroes dedicados al éxito de la patria,
    No importan sus cansancios, pues ganan por mayoría,
    Donde todo lo que se hace es hecho con modales.

    Sus platos típicos tan coloniales
    Sus cultivos con gran ideología
    Donde buscan agradarle a su patria
    Hechos por manos con grandes ideales.

    Lugares tan llamativos, con hermosos panoramas,
    Pues su cuidado y conservación dependen de sus habitantes
    Donde muchos enamorados cruzan delicadas palabras.

    La honorable “Simona Duque”, merece nuestros respetos,
    Pues sus compromisos fueron destacables,
    Mostrando en ella el amor por todo lo hecho.





    ALMA MUSICAL
    por: Daniela Andrea Martínez Gómez
    Y Kelly Johana Castaño
     11B


    Marinilla es el alma musical
    Llena de colores el alma
    En las calles la música calma
    Las notas fluyen de forma angelical

    Con sus guitarras entonando cada vocal
    Todos se reúnen al calor de la llama
    Entonando sus canciones que el viento clama
    Convirtiendo las calles en un festival

    Todos gritan de emoción
    Con su bella melodía
    Mientras el músico entona su canción

    La cultura es la misión
    Y fuente de alegría
    Estando así marinilla más unida



    MARINILLA LA MAS BONITA

    Por: Dora Elena Ceballos Castaño
    Giloc Delgado Cadavid
    9ºA


    tu aire tiene un bello olor
    tus sonidos son una bella canción
    ni hablar de tu decoración
    te tengo un inmenso amor

    cuando te veo sucia me causa dolor
    trato de limpiarte en la acción
    tu clima esta en la perfección
    ni mucho frío ni mucho calor

    tu calle es hermosa
    tu edificio bien hecho
    y tu gente maravillosa

    tu comida no es costosa
    no hay ningún desecho
    por eso te amo Marinilla





    MI INSTITUCIÓN
    por
    Darlin Yulieth Ocampo Osorio
    Karen Nataly García Soto
    Grado : 9D


    Hace cien años nació una ilusión
    Es un lugar grandioso
    y Todo allí es maravilloso
    Esta es nuestra institución

    Llena de amor y dedicación
    Nos enseña el poder de ser esplendoroso
    Y el valor de ser exitoso
    Todo esto con amor y pasión

    Formando siempre personas integras
    Que en un futuro van a brillar
    Haciendo sus trabajos como guías

    Siendo siempre personas pasivas
    Nunca dejando de soñar
    Y brillando siempre con humildad



    SUEÑOS

    Ana María Yepez Jaramillo
    y Natalia Sánchez Arenas
    9°B
     
    Sueños de amor perdido 
    que sueño en encontrar
    un corazón que no quiero lastimar
    un amor hasta perder el sentido.
     
    mi corazón quiere ser acogido 
    pero como no puede se quiere desahogar
    con miles de razones para llorar
    y quiere estar escondido.
     
    tu eres mi ilusión 
    mi mente se llena de dolor 
    al pensar en ti y perder mi imaginación.
     
    tu eres mi inspiración 
    mi mente se llena de color 
    al pensar en un mundo para los dos.



     ¿CÓMO VIVE UN MARINILLO?
    POR: Jenifer Garzón Pineda y Yuliana Avalo
    11ºB

    Hace 200 años Marinilla fue fundada (A)
    Cosechando cultura y formando emprendedores (B)
    Que a lo largo de los años demostraron sus costumbres (B)
    Y así con principios y morales Marinilla fue creada (A)

    Con el espíritu Marinillo la gente queda encantada (A)
    Hombres, ancianos, niños y mujeres (B)
    Participan de mi pueblo apoyando sus ideales (B)
    Conociendo  sus lugares cada vez es más amada (A)

    La religión y el colorido que forma un solo sentimiento  (C)
    Reúne a mi gente dejando siempre alegría (D)
    Compartiendo cada uno su conocimiento (C)

    Cuando  pasa un Marinillo es Antioquia la que siento (C)
    Por su carnaval y folclor tengo siempre compañía (D)
    Por estas y más razones vivo feliz en Marinilla (E)






    MARINILLA
    Por: Mónica Yuliana Galeano Ortíz
    Yuliana Giraldo Peláez
    11C


    Hablando de un pueblo con alma musical
    donde la vaca en la torre ha de montar
    encontramos a Marinilla la mas cultural
    con personajes históricos y un empuje para contar.

    Municipio de cantantes
    que con alma musical
    enorgullecen los vivientes

    de su Marinilla natal.